DomoMayor: casas domóticas hacen la vida más fácil a las personas mayores

06-02-SEP-DOMOMAYOR.jpg

Los sensores inalámbricos repartidos por el domicilio monitorizan la actividad de la persona mayor. Las personas mayores pueden realizar su vida cotidiana con normalidad, al tiempo que sus familiares están informados de todo lo que ocurre. Para ello, en los hogares se instala un sistema de sensores que se fijan con ayuda de un imán o pegatina y un controlador que se conecta a la corriente eléctrica, para recopilar la información de estos sensores. Posteriormente, la información es enviada a la nube donde se analiza en tiempo real para generar informes del día a día de la persona. Los familiares tendrán acceso a esta información actualizada en cualquier momento en su móvil a través de una aplicación.

En una fase piloto se adaptarán las casas de los beneficiarios del proyecto con la tecnología necesaria que garantice su bienestar y permanencia segura en sus hogares. Sin embargo, tal y como señalan desde la Fundación Alicia y Guillerno, la tecnología no puede suplir el afecto y la compañía en una situación de dependencia, por ello el proyecto no se olvida de incluir el factor humano, poniendo a los familiares en la base del mismo y fomentando el voluntariado de vecindad para poder hacer frente a las posibles emergencias.