Curiosidades del Trabajo Social, ¿sabías que es obligatorio colegiarse?

02-02-SEP-ABG-TS.jpg

Existe una (des)información muy extendida que afirma que no existe la obligación de colegiarse para los Trabajadores Sociales desde que en 2012 se eliminara como tal del código deontológico. Según estas mismas fuentes, cuando desaparece su plasmación en el código, desaparece también la obligatoriedad.

Nada más lejos de la realidad y es que la obligación de colegiarse no está recogida en los códigos deontológicos sino en las Ley 2/1974, de 13 de febrero, de Colegios Profesionales. El código quitó ese artículo porque no era de su competencia y resultaba redundante, sin embargo la colegiación SÍ es obligatoria y para ejercer hace falta estar colegiado/a y cumplir el código deontológico.

La Ley 2/1974, de 13 de Febrero, de Colegios Profesionales señala en su artículo 2 que es requisito indispensable para el ejercicio de las profesiones hallarse incorporado al Colegio Profesional correspondiente cuando así lo establezca una ley estatal.

Nunca ha obligado a la colegiación el Código deontológico pues no es ni su competencia ni su finalidad, quien obliga es la Ley:

  • La propia Ley (estatal) 10/1982, de 13 de abril, de creación de los Colegios Oficiales de Asistentes Sociales en su artículo 3: "siendo obligatoria para el ejercicio de la profesión la incorporación al Colegio correspondiente".

  • El Real Decreto 174/2001 que aprobaba los Estatutos Generales de los Colegios, en su artículo 2: Los Colegios Oficiales de Diplomados en Trabajo Social y Asistentes Sociales integrarán en sus respectivos ámbitos territoriales a quienes posean la titulación de Diplomados Universitarios en Trabajo Social y/o de Asistentes Sociales, siendo obligatoria la incorporación al Colegio correspondiente para el ejercicio de la profesión.

  • La Ley 19/1997 de Colegios Profesionales de la Comunidad de Madrid y la Ley 8/2009 de 21 de diciembre, de Medidas Liberalizadoras y de Apoyo a la Empresa Madrileña, que mantiene, en su disposición adicional primera, que las disposiciones establecidas en ella no serán de aplicación a los Colegios Profesionales que se encuentren inscritos en el Registro de Colegios Profesionales de la Comunidad de Madrid en la fecha de entrada en vigor de la misma y por tanto, se mantiene la obligatoriedad de colegiación para los Colegios Oficiales ya registrados (como el de nuestra profesión) antes de dicha Ley 8/2009.

Tal y como señalan desde el Colegio Oficial de Trabajo Social de Madrid,la colegiación sigue siendo un deber de cada profesional, una garantía de compromiso deontológico y de correcto ejercicio profesional para los usuarios, pacientes o beneficiarios de su actuación profesional, para la propia profesión y para los empleadores (públicos o privados). Así mismo la colegiación es un derecho: el derecho a la representación de nuestros intereses, a la promoción del papel de las/os trabajadoras/es sociales en nuestra sociedad, a la ordenación del ejercicio profesional”.

Para más información consulta en el siguiente enlace la
Guía de Colegiación de Consejo General del Trabajo Social.