El Senado aprueba la proposición de Ley de equiparación del IVA al 4% de los servicios de atención de la dependencia

Con la aprobación de los presupuestos del 2018, el gravamen a los servicios de teleasistencia, ayuda a domicilio, centros de día y de noche y residencias ha bajado del 10% al 4%, pero no para todos: sólo para los de titularidad pública o aquellos privados con los que las administraciones mantienen conciertos. Algo que ha resultado polémico debido a que, con las enormes listas de espera existentes, muchas personas dependientes se veían obligadas a acudir a un centro privado.

Ahora, y a través de esta  proposición de ley que pide que se aplique el IVA superreducido a todos los servicios a la dependencia, independientemente de su titularidad, el Senado ha dado el primer paso para acabar con esta desigualdad. La proposición, que fue presentada y defendida en el Senado el pasado 7 de noviembre por Josep Lluís Cleries, portavoz del Grupo Parlamentario del PDeCat y por los senadores del Partido Popular, Guillermo Martínez Arcas y Miguel Ángel García Nieto, obtuvo en la sesión parlamentaria el apoyo de una amplia mayoría de la Cámara, con 172 votos a favor, ninguno en contra y la abstención de Unidos Podemos. La formación morada justificó su abstención indicando que esta modificación “supondrá una privatización encubierta de los servicios, al igualar los precios entre resi­dencias públicas y privadas”.

Esta aprobación del Senado supone el inicio de un proceso que ahora continuará en el Congreso. Si no hay enmiendas, se aprobará tal y como ha salido del Senado. Si las hubiera, regresará a la Cámara ­Alta para que dé la luz verde definitiva.