"Plan Mayor Seguridad", dirigido a la prevención y mejora de la seguridad de nuestros mayores

Las personas mayores, en cuanto grupo específico de riesgo, requieren una atención diferenciada por parte de la Institución Policial tendente a proporcionarles los niveles de seguridad que les permitan un normal desenvolvimiento en la sociedad.

En ese sentido, el análisis de la realidad delincuencial, la comunicación con las personas mayores para proporcionarles la información adecuada y, por último, la más intensa coordinación y colaboración con los organismos públicos y privados que tienen a las personas mayores como destinatarias de programas de la más amplia asistencia social, tanto en el ámbito nacional como en el autonómico y el local, constituyen los ejes esenciales del Plan Mayor Seguridad regulado por la Instrucción 1/2014 de la Secretaría de Estado de Seguridad, de fecha 02 de Enero de 2014, para dar continuidad al "Plan Mayor Seguridad", dirigido a la prevención y mejora de la seguridad de nuestros mayores, que como novedad fundamental de la misma tiene carácter y validez permanente.

Con motivo del día Internacional de las personas mayores el 1 de octubre del 2.015 la Policía Nacional lanzó  la campaña de televisión “protege al mayor” y la creación del correo electrónico  protegealmayor@policia.es  y del hastag#paratuMAYORseguridad (uso exclusivo de los ciudadanos), para canalizar las demandas ciudadanas en relacióna todas aquellas cuestiones de seguridad que puedan afectar a las personas mayores.


OBJETIVOS DEL PLAN

Prevenir las principales amenazas detectadas para la seguridad de las personas mayores:

• Maltrato en sus distintas vertientes. 
• Robos (en sus domicilios; con violencia; especialmente en el entorno de las entidades financieras…)
• Hurtos. 
• Estafas y uso fraudulento de sus propiedades, fondos, cuentas y cartillas de ahorro por parte de terceras personas. 

Fomentar la confianza de las personas mayores en las F.F.C.C.S. y en el desarrollo de conductas proactivas para la denuncia de las situaciones y delitos de los que puedan ser víctimas.

Perfeccionar la respuesta policial en su actuación con las personas mayores.

Fomentar la coordinación y comunicación con las diferentes Instituciones públicas y privadas, dedicadas a velar por el bienestar del mayor.


IDENTIFICACIÓN DE SITUACIONES DE RIESGO

Concretar los espacios en que potencialmente se cometen las infracciones más frecuentes contra los mayores y las situaciones de riesgo en que puedan encontrarse en su actividad cotidiana, permite precisar las conductas preventivas más apropiadas a adoptar por aquéllos para evitar ser objeto de la actuación de determinados delincuentes.

- En el domicilio familiar: robos, hurtos y estafas

Pero, además de estas infracciones, también se dan situaciones de maltrato y abandono. Las formas más habituales de maltrato son:

• Negligencia (física, higiénica o emocional).
• Maltrato físico (golpes, quemaduras, fracturas, administración abusiva de fármacos o tóxicos, etc.) que puede llegar a causar la muerte.
Maltrato psíquico (críticas, humillaciones, desvalorización, amenazas, indiferencia)
Abuso económico (impedir el uso y control de su dinero, chantaje, falsificación de firma).

Dada la imposibilidad de poder arbitrar medidas preventivas en esta modalidad de infracción penal, la actuación policial debe centrarse en fomentar la denuncia de la misma, tanto en las charlas que se impartan a los mayores como en los folletos divulgativos que se publiquen.

-En la vía pública: Timos, sustracción de bolsos y efectos personales, robos con violencia o intimidación, hurtos (en bancos o establecimientos comerciales)

Fuente: Policía Nacional