¿Qué hacemos este fin de semana?

¿Cuándo deja de importar el ocio y tiempo libre en el ser humano? Ninguno de nosotros, tras una mudanza, nos planteamos dejar de lado esos pequeños ratos que combaten dos grandes enemigos como son el aislamiento y la soledad y que acechan a nuestros mayores. ¿Debe ser el ingreso en una residencia causa entonces de dejar ganar a la rutina? Radicalmente no.

Una vez llegados a la tercera edad, a veces puede hacerse difícil llenar esos espacios que antes estaban repletos de actividades, hobbies, o tiempo en familia o con los amigos, pero nuestros mayores han decidido que no ha llegado el momento de dejar ganar a la soledad. Cada semana, residentes como Carmen, Ambrosia, Luis, Trinidad, Ángeles… de Alba Carabanchel, Fuenlabrada, San Lorenzo o Cobeña, deciden un destino: Cercedilla, Guadarrama, el Valle de los Caídos, la Casita del Príncipe, las fiestas patronales que conocieron hace algunos años… y dicho y hecho! Montados en el coche de Ford, nuestros voluntarios se plantan en la resi dispuestos a disfrutar del plan propuesto.

El ocio y tiempo libre se considera algo inherente a la persona, y cumplir años nunca será la razón para dejarlo de lado. Nuestros mayores del grupo Alba y los voluntarios bien lo saben. ¿Y tú, qué haces este fin de semana?