Se cumplen diez años de la aprobación de la “Ley de Dependencia”

La Ley de Dependencia cumple diez años con 1.212.048 personas en España que tienen el derecho reconocido oficialmente a recibir alguna prestación o servicio por su situación de dependencia y 856.452 que  lo están percibiendo. De este modo, hay 355.596 personas dependientes para quienes no se ha materializado el derecho, una lista de espera que se mantiene así en torno a un tercio del total de beneficiarios reconocidos.

Estos datos han sido extraídos de la estadística del IMSERSO actualizada a 30 de octubre del 2016, la última disponible. Unas cifras que muestran que el grupo de dependientes reconocidos más numeroso en España es el de grado II, es decir, personas con una dependencia severa, que suman 455.131 ciudadanos, el 29,99% de cuantos figuran en el sistema.

Junto a ellos, constan 363.910 personas con grado III o  gran dependencia (el 23,98%), de las que 72.446 están en la situación más acuciante al no poder valerse en absoluto por sí mismos. Otras 393.007 han sido reconocidas con el derecho a recibir una ayuda por su situación de dependencia moderada, con grado I, el 25,9% del total de beneficiarios del sistema.

Para este aniversario el Consejo General de Trabajo Social ha querido hacer balance de esta etapa y ha concluido que la falta de presupuesto (carencia de financiación para las previsiones y recortes), las listas de espera, el copago abusivo, la falta de homogeneización en la gestión de la ley y la carencia de un sistema de atención de urgencias para paliativos son las principales obstáculos que impiden el cumplimiento del derecho subjetivo que defiende esta ley.