26 de Julio Día de los Abuelos

En España, el Día de los Abuelos se celebra el 26 de julio. Se trata de un día conmemorativo dedicado a los abuelos dentro de la familia, que complementa el Día de la Madre y el Día del Padre. Esta jornada se celebra solo en algunos países, con diferencias en la denominación, motivación y fecha.

Los abuelos son un pilar fundamental en la educación de los nietos, les transmiten sabiduría, experiencia, tranquilidad, cariño, estabilidad... Sin embargo, el beneficio es mutuo, ya que los abuelos también se enriquecen emocionalmente con el contacto con sus nietos.

Hoy en día el papel de los abuelos se ha visto incrementado en el seno de la familia, ante la necesidad de trabajar de ambos progenitores. Conocer las necesidades de ambos, los beneficios y los límites ayudará a que la unión sea mucho más fuerte y positiva.

Los abuelos pueden representar muchos papeles:

- Contribuir con su experiencia en momentos de crisis familiar, tanto en el sentido psicológico, como en el económico, si se puede y es necesario.

- Cuidar de los niños cuando los padres no pueden hacerlo. Eso es beneficioso para los niños y para los abuelos porque se sentirán más útiles, más considerados y más valorados.

- Contribuir en el equilibrio de tiempo en el hogar de sus hijos, recogiendo a los niños en el colegio, o quedándose con ellos alguna noche para que los padres puedan salir libremente. 

- Transmitir valores familiares y mantener el vínculo entre las generaciones. Las historias de familia les encantan a los niños, y contribuyen en su desarrollo psicológico.

- Ayudar en la educación, interfiriendo en la comunicación entre padres e hijos. Intentando apaciguar a los dos lados.

- Apoyar al padre o a la madre divorciada. Pueden suplir en consejos y en cuidados la falta del otro.

- Aprender con sus nietos, acercándose más a las nuevas generaciones. Aprender a usar el ordenador, por ejemplo.

Los niños que se educan teniendo a los abuelos cerca o si viven lejos, teniendo la figura del abuelo y la abuela muy presente en su día a día, crecerán teniendo una base emocional muy importante porque tienen un peso muy grande en la formación de la personalidad y el carácter de los pequeños. Además, también hay que remarcar que los abuelos son los mejores cuidadores de los hijos después de los padres por el gran vínculo emocional que existe.